Blog 
Libertad y orden
RSS - Blog de Pedro Luis Sánchez Gil

El autor

Blog Libertad y orden - Pedro Luis Sánchez Gil

Pedro Luis Sánchez Gil

Soy Pedro Luis Sánchez Gil y actualmente dirijo el Servicio Común de los Juzgados de Alicante (registro y reparto de asuntos y actos de comunicación y ejecución en la calle). Soy licenciado en Derecho y Letrado de la Administración de Justicia. Escribo artículos de opinión fundamentalmente en el dia...

Sobre este blog de Sociedad

Análisis político y de actualida social.


Archivo

  • 22
    Diciembre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Alicante

    ANÁLISIS DE LAS ELECCIONES CATALANAS

    Los independentistas, a pesar de perder en Barcelona y otras grandes ciudades y no obtener el cincuenta por cien de los votos, han conseguido una exigua mayoría parlamentaria que previsiblemente les facilitará que de nuevo encabecen el gobierno de la Generalitat.

    Pero cuando les oyes alardear de su exigua mayoría parlamentaria a socios tan dispares como la Cup y el totum revolutum de los otros dos partidos independentistas,  un oyente desconocedor del resultado seguramentete pensaría que  el voto obtenido por los tres compañeros de viaje debía equivaler  a un ochenta por ciento del electorado. Por lo menos.

    Pero no. Han obtenido un 47,50%. Y gracias  a una ley electoral que hace que  no todos los votos  tengan el mismo valor enun lugar que en otro, los nacionalistas han obtenido esa mínima mayoría de diputados autonómicos.

    El que suscribe era de los que pensaba que debía haberse aguantado el tipo y no haber convocado las elecciones tan pronto. ¿ Por qué? Por distintas razones, unas emotivas y otras económicas .

    Y porque los diferentes resortes del por qué  de un voto visceral e interesado, es decir, preñado del egoísmo, seguían indemnes.

    Mirándose al ombligo.

     Ahora bien, cuando las decisiones se toman al albur de los intereses del momento, cuando estos cambian, el voto  se torna tambien cambiante. Y no precisamente con lentitud.

     Esto es así. 

     El cambio es lo más lógico que puede esperarse del modo de reaccionar de las personas cuando la elección entre distintas opciones no obedece a razones sustanciales. sino más bien a motivos sustanciosos.

    O lo que es lo mismo, a cómo las vemos venir.

    Hace poco me manifesté  en Información TV en el sentido de desearle la victoria a Ciudadanos y a su candidata Inés Arrimadas. Y me alegro de su victoria.

    Teniendo en cuenta las circunstancias, el éxito de Ciudadanos ha sido contundente. No suficiente para gobernar, pero sí para otorgar a su candidata y a su propio partido el valor y la legitimidad de ser los elegidos por los ciudadanos.

    Por delante de los demás.

    Debí también decir que le deseaba un buen resultado al PP, porque se ha mantenido firme en el mantenimiento del respeto a la legalidad, lo que no era fácil desde su posición de representación de un  Estado tachado de opresor por todo el aparato de propaganda independentista.

    El todo vale se ha materializado en contra del PP.

    La verdad es que el Partido Popular, que ya estaba en una posición débil en el ámbito político catalán, ha quedado reducido en términos parecidos a la enflaquecida montura de D. Quijote.

    Cuando una sociedad se fractura, como se ha fracturado la catalana por obra y arte de unos políticos irresponsables, nacionalistas excluyentes para mas señas, el clima que se respira se enrarece.

    Y algunos tienen miedo de que se les tache de pertenecer al bando de los malos.

    No digo yo que uno esté acojonado porque se sepa de sus simpatías por el PP.

    Pero  como decía el carnicero de mi pueblo todo pone y todo quita.

    Cuando una opción política es machacada durante años como la responsable de todos los males que a uno le aquejan o que aquejan a sus vecinos, a ver quien es el valiente que se abanica en público con una papeleta de voto del Partido Popular.

    Dicen que ha funcionado el voto útil y en buena medida puede haber sido así.

    Pero no podemos obviar que Ciudadanos ha contado con una excelente candidata. Su saber estar, su imagen segura, fresca, honesta y decidida ha atraído a muchos catalanes.

    No se como se van a entender los distintos grupos independentistas. Unos se quedaron en España y asumieron sus responsabilidades y otros se fugaron a Bélgica.

    Y encima, a estos últimos, a los fugados, se les premia.

    Si no hay más remedio harán de tripas corazón y andarán juntos.

    Y después los de la CUP, que tendrán que tragarse sus declaraciones si no se quieren quedar al pairo.

    Pero es jodido.  No es cosa baladí .

    Puede  que a alguien se le atragante y diga, no puedo.

    Por no decir de las circunstancias judiciales que concurren en algunos de los candidatos elegidos. 

    Por otra parte tenemos a los Comunes y a Podemos. Estos últimos van a tener que hacer un replanteamiento importante en su estrategia, porque su situación actual no es como para dar pasos en falso. 

    Perder el equilibrio es fácil. Pero no es lo mismo si cuando eso ocurre hay un precipicio al lado.

    Ciudadanos ha demostrado lo importante que es tener unos buenos candidatos y unos buenos portavoces.

     Por otra parte, el candidato del PP,Albiol, no es mal candidato, de hecho es bastante bueno.Y me parece un buen tipo, buena gente. Pero lo tenía todo en contra. 

    A Puigdemont, a este si que le ha tocado la lotería. Y ya se sabe que la suerte no obedece a mayores méritos. Es difícil que le vuelva a tocar. Pero si el premio es gordo y se invierte bien puede dar para mucho.

    Por mi parte y como ya me he manifestado en muchas ocasiones, por encima de todo está el respeto a la Ley y a la Constitución, garantía de los derechos y las libertades de todos.

    Mi respeto por tanto a las resoluciones de los jueces y tribunales.

    Sin perjuicio de lo anterior, mi mayor deseo es que haya  una convivencia en Cataluña por encima de crispaciones y enfrentamientos innecesarios y estériles.

    Porque a veces nos enzarzamos por cuestiones que no merecen la pena y nos olvidamos de lo que es verdaderamente importante.

    Todos tendremos que poner de nuestra parte.

    Todos.

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook